¡Feliz día, mamá!


Mamá, quisiera felicitarte el día de hoy, en tu día.


Quisiera abrazarte a ti, mamá que no te rindes y haces todo lo posible para que tus hijos tengamos salud, sueños, un estómago lleno, educación y una sonrisa.


No estás sola, mamá que trabajas, que anhelas un futuro mejor, que crees en los cambios y que nunca, pero nunca te rindes. Tus decisiones, tu amor y tu fuerza nos tienen aquí. El día de hoy te reconocemos, mamá, tú que eres pilar de nuestras vidas. 


Hoy celebramos a las mamás que son nuestras mamás, pero también a las abuelas, tías, hermanas que también lo son. Todas ustedes nos han enseñado a comprometernos, a trabajar arduamente y a no permitir que nadie se le deje atrás, con solidaridad y amor.


A ti, que traes el pan a la casa, a ti que enseñas, a ti que siembras y educas, a ti que aconsejas, que ríes y abrazas, a ti que cada día haces cosas maravillosas, a ti te decimos: gracias, mamá.